Etapa 13: Saint-Tropez – Cannes (79 km)

Si ayer acabamos la etapa en un lugar glamouroso el de hoy no lo es menos. En un par de semanas las calles de esta ciudad se llenarán de personajes famosos muy elegantemente vestidos. Nosotros preferimos la tranquilidad que se respira ahora, sin duda.

Nada más dejar el camping nos hemos dirigido hacia el centro de Saint-Tropez. Desde luego es un pueblo con cierto encanto pero, como ocurre con casi todos los lugares de renombre, la masiva afluencia de turistas hace que se pierda cualquier atisbo de autenticidad. No nos queremos imaginar lo que tiene que ser esto en agosto. Eso sí, en sus calles no falta boutique ninguna de las marcas más refinadas para los señoritingos/as que viven o se dejan caer por aquí.

Después de tener las retinas empapadas con rincones del pueblo y de haber probado uno de sus dulces emblemáticos, la tarta de Saint Tropez (una especie de bamba de crema deliciosa), hemos cogido un pequeño ferry de línea que cruza la bahía hasta St. Maxime.

IMG_6235.jpg
Saliendo de Saint-Tropez en el Ferry

Desde aquí hemos continuado la carretera costera hasta Fréjus, una ciudad de unos 50.000 habitantes con un importante puerto deportivo y un estupendo anfiteatro romano reconvertido en plaza de toros. Justo aquí enlazamos con la ruta que hicimos un par de años atrás. A partir de este momento repetiremos varias etapas de las ya realizadas así que no entraremos en demasiados detalles (sin pincháis aquí os remitimos a aquellas)

IMG_1771.JPG
Playa de St. Frejus con el pueblo al fondo

Según hemos avanzado nos hemos ido encontrando rincones, lugares, paisajes… que nos han evocado al anterior viaje. Hemos cruzado por el monumento construido para conmemorar el 70 aniversario del desembarco de Provenza, también conocido como operación Dragoon, una maniobra de los aliados menos conocida que el famoso desembarco en Normandía pero sin la cual este seguramente no hubiera logrado su éxito.

FullSizeRender 5.jpg
Lugar del desembarco de Provenza donde se encuentra el monumento conmemorativo

Hemos pasado por el camping en el que nos alojamos aquella vez, en el Cabo Estérel. Hemos vuelto a pedalear por una zona de acantilados y calanques impresionantes en donde contrasta el rojizo intenso de las rocas con la rica variedad de azules del agua. Nos ha vuelto a embriagar el olor de los falsos azahares que suelen poner en las verjas de las casas.

Y así entretenidos entre el disfrute de los sentidos, el recuerdo y el sube y baja de la carretera hemos llegado de nuevo a Cannes, eso sí, esta vez para pasar aquí la noche.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s