Etapa 27: Rijeka – Senj (71 km)

Después de pasar un día de descanso en Rijeka hemos vuelto al camino. A pesar de que esta ciudad no es especialmente monumental nos ha dejado muy buen sabor de boca. Su principal atractivo, aparte de las espectaculares vistas al golfo de Kvarne desde la altura, es la gran vitalidad de sus calles. Se respira un marcado carácter mediterráneo que queda reflejado, aparte de en esta vocación de vida callejera, en la música popular que suelen escuchar. Tuvimos la oportunidad de ver, en una plazoleta, un festival de bandas de música de por aquí. Muchas de las canciones que cantaban, acompañados de contrabajo, acordeón, guitarra y unas pequeñas guitarras a modo de mandolinas, eran auténticas habaneras. Otras tenían ritmos más cercanos a la tradición balcánica pero en todas ellas se respiraba una fuerte esencia de música mediterránea.

Hoy Rijeka también nos lo ha puesto difícil para salir, se conoce que tampoco quería que nos fuéramos. Ya dijimos que nos íbamos a acordar de las aburridas llanuras. Desde luego en este país no las conocen. Hemos tenido que subir bastante por rampas de desnivel nada desdeñable para superar la abrupta orografía de la costa.

IMG_2504
Rijeka a lo lejos custodiada por moles calizas

Después de unos cuantos kilómetros de subidas y bajadas hemos enlazado con la carretera costera en la que, aun sin dejar de tener continuos cambios de nivel, las rampas son más suaves. El primer tramo tenía bastante tráfico pero según hemos ido avanzando lo ha ido perdiendo y a partir de Novi Vinodolski se ha quedado más tranquila. Suponemos que en verano será otra cosa.

IMG_2522
Vista de Novi Vinodolski

Las vistas desde la carretera han sido espectaculares, lo que nos ha hecho tener que parar repetidas veces para poder disfrutarlas tranquilamente.

Por un lado hemos ido viendo el perfil de la vecina isla de Krk en la otra parte del canal que la separa del continente. Actualmente esta isla está conectado a tierra firme por un puente doble en la parte más cercana a Rijeka.

IMG_2506.jpg
Puente que une Krk al continente

Por el otro lado escarpadas y frondosas laderas calizas que hoy aparecían coronadas por impresionantes cumulonimbos.

IMG_2554

De tanto en tanto hemos ido cruzando algún que otro pueblo con clara vocación turística y muy escasas calas, ya que por aquí la mayor parte de la costa es una abrupta caída al mar.

Al final hemos acabado la jornada casi donde termina el perfil de la isla de Krk, en un pueblo amurallado llamado Senj famoso por su fortaleza llamada Nehaj, una bella torre vigía de los tiempos de las luchas fronterizas con los otomanos que hemos fotografiado mientras disfrutábamos de una cerveza viendo el espectacular atardecer.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s