Etapa 24: Venecia – Latisana (88 km)

Esta mañana, la Serenissima nos ha despedido con un hermoso día soleado.

IMG_5052.jpg
Última vista de Venecia desde Lido

A las diez y media de la mañana hemos salido de Lido en uno de los barcos que unen la isla con la Península a través de un lugar llamado Punta Sabbioni. Pero mientras esperábamos la llegada del bajel nos ha quedado tiempo para un último paseo por la isla y visitar un lugar que nos apetecía conocer, el Grand Hotel Des Bains. Si habéis leído Muerte en Venecia, de T. Mann, recordaréis las “pajas mentales” (perdonad la expresión, pero es lo que mejor lo refleja) del protagonista pensando en el joven Tadzio en un hotelazo de la playa veneciana. Pues el hotel en el que se inspiró, y en el que estuvo alojado, fue éste. La película de L. Visconti basada en dicha novela se ambientó, al parecer, aquí también. Y por lo visto por aquí pasaron otros muchos de los referentes de la cultura de la primera mitad del S.XX, entre ellos Diaghilev, que murió en una de sus habitaciones. Hoy el hotel está cerrado y en estado de ruinas, supongo que como la sociedad que lo conoció en su momento dorado.

IMG_1648
Fachada del Grand Hotel Des Bains

Una vez en tierra firme hemos comenzado el pedaleo por una zona de marismas y canales naturales hasta un pueblo de turismo de playa al que hemos bautizado como Marina D´or II, para ahorrarnos la descripción. Suponemos que éste es el relevo generacional al Grand Hotel Des Bains. Algún día, quizás todo esto esté también cerrado y en ruinas.

IMG_2388.jpg
Zona de marismas y canales

Pasado Jesolo, que así se llama el lugar en cuestión, hemos llegado a un pequeño pueblo llamado Cortellazo, con bastantes restaurantes de pescado. A partir de ahí hemos cruzado un continuo de tierras de cultivo surcadas de canales y ríos y salpicadas, de tanto en tanto, de zonas residenciales, campos de golf, o pequeños pueblos turísticos (Eraclea, Duna Verde, Porto Santa Margherita, Caorle). Este último, aunque es un importante núcleo playero, conserva en su interior un centro histórico con algún regusto de lo que fue. Lo más interesantes es, sin duda, la estupenda y original torre del campanario con su forma cilíndrica.

IMG_4402
Torre del campanario de Caorle

 

Desde aquí, y tras haber comido, hemos continuado el pedaleo con un sol de justicia pero con el viento a favor. Hemos tenido que dar un rodeo a la costa ya que toda esta zona es un complejo humedal de canales, ríos, marismas… por el que no cruzan carreteras. El paisaje es interesante y por momentos nos ha recordado a algún lugar de Holanda, especialmente por los puentes levadizos construidos sobre los canales.

Hemos continuado el pedaleo por una carretera provincial del interior hasta un lugar llamado Latisana, junto al río Tagliamento.

IMG_6660.jpg
Torre en Latisana

Este curso de agua divide las regiones del Veneto y Friuli Venezia Giulia, de tal forma que el pueblo de su margen derecha (San Michele al Tagliamento) es de Veneto y el de su margen izquierda (Latisana) es de Friuli.

IMG_9679.jpg
El río Tagliamento a su paso por Latisana

Este es un río importante y sus aguas, como las de otros cauces de la zona, bajan de un color azul tirando a esmeralda, suponemos que por una composición seguramente muy caliza.

IMG_7679.jpg
El Tagliamento al atardecer

Esta será la última región de Italia que crucemos antes de adentrarnos en tierras balcánicas. A veces pedalear por la llanura se hace monótono y aburrido pero seguro que cuando estemos circulando por las sinuosas carreteras de la costa dálmata nos acordaremos algo de su comodidad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s